DESTACADANew York

86% fallecidos por COVID-19 padecían enfermedades crónicas

NUEVA YORK. El 86% de las 5,489 muertes registradas en Nueva York a causa del COVID-19 fueron entre personas que padecían enfermedades crónicas como hipertensión y diabetes, según estadísticas estatales.

Las cifras, analizadas desde la primera semana de marzo, muestran que el 61% del total de muertos eran hombres y el 39% mujeres, informó el Departamento de Salud del estado en su nuevo portal de datos.

Además, el 63% de las muertes correspondieron a personas de 70 años o más, mientras que el 7% de los casos fueron de 49 años o menos.

Las principales enfermedades crónicas que padecían los pacientes fueron la hipertensión (55%) y diabetes (alrededor del 37% de los casos).

Otras enfermedades que figuraron fueron hiperlipidemia (enfermedad de la arteria coronaria), afecciones renales y demencia.

En general, el estado ha evaluado a aproximadamente 321,000 personas, y de esas aproximadamente el 59% han dado negativo.

El estado de Nueva York registró más de 130,000 casos positivos de COVID-19, el 93% en la ciudad de Nueva York y sus suburbios, en parte debido a la rápida propagación de la enfermedad y el aumento en el número de las pruebas que se han realizado hasta ahora.

Nueva York registró el día con más muertes por la pandemia de COVID-19 este lunes, un aumento de 731 muertes en un período de 24 horas que elevó los totales a cerca de 5,500 dijo el gobernador Andrew Cuomo en su sesión informativa del martes.

Hasta el martes, Nueva York tenía 5,489 muertes y 138,836 casos en total. Cuomo reconoció sombríamente la totalidad de pérdidas de vida y dijo: “Es algo con lo que lucho todos los días”.

“Este virus es muy bueno en lo que hace. Y mata a las personas vulnerables. No podemos detener eso”, agregó. “La pregunta es: ‘¿Estás salvando a todos los que puedes salvar?’ Ahí la respuesta es sí. Y me consuela ese hecho “.

El aumento de muertes, el mayor un solo día en el estado hasta la fecha, refleja pacientes que pueden haber caído en estado crítico desde el principio, dijo Cuomo. Mientras más tiempo los pacientes usen ventiladores, es menos probable que salgan de ellos, dijo el gobernador. Pero el número de pacientes nuevos que necesitan respiradores a diario está disminuyendo.

Cuomo dice que tiene la esperanza de que Nueva York pueda estar doblando la esquina, o al menos estabilizándose. Las tasas de ingreso de cuidados intensivos están disminuyendo. Las tasas de intubación están disminuyendo. El estado ya no ve saltos de cinco dígitos en sus totales diarios. Todavía está viendo los números por miles cada día, pero las hospitalizaciones se están estancando, dijo Cuomo. Todo eso debería conducir a una disminución de la tasa de mortalidad diaria también.

AGENCIAS

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba