DESTACADAInternacionales

“Las pruebas son la clave”, dice Bill Gates, que hace cinco años alertó la falta de preparación ante una epidemia

Hace cinco años advirtió que el mundo no estaba preparado para una eventual epidemia y ahora que el planeta se enfrenta a la pandemia por el coronavirus que causa COVID-19, el magnate y filántropo estadounidense Bill Gates tiene un nuevo mensaje que compartir: “Las pruebas son la clave”.

El cofundador de Microsoft enfatizó la necesidad de realizar un “muy alto volumen” de pruebas para detectar el nuevo coronavirus, al participar la semana pasada en TED Connects, una serie de encuentros digitales publicados por TED, la misma organización en cuyo evento anual del 2015 pronunció la charla “¿La próxima epidemia? No estamos preparados”, que supera los 20 millones de visualizaciones en YouTube.

Las pruebas permiten saber cuándo endurecer el aislamiento para evitar la propagación del virus y cuándo aligerarlo, afirmó en el encuentro titulado “Cómo debemos responder a la pandemia de coronavirus”.

Puso el ejemplo de Corea del Sur, que aumentó su capacidad para realizar pruebas diagnósticas del virus y comenzó a aplicarlas “en esta forma masiva de la que todo el mundo debería aprender”. En esa nación, que no optó por el confinamiento extremo, se habían confirmado hasta el 29 de marzo un total de 9,583 casos, de los cuales 152 habían tenido un desenlace fatal.

La realización de pruebas a gran escala debe combinarse con la parte del aislamiento, a fin de tener el menor porcentaje posible de población infectada.

Citó el caso de China, donde se detectó el nuevo coronavirus en diciembre del 2019 y donde desde finales de enero se aplicaron drásticas medidas de aislamiento para contenerlo. Como resultado de esas disposiciones, en el país asiático se infectó menos del 0.01 por ciento de una población de 1,300 millones de habitantes.

“Si no haces estas cosas, vas a tener la mayoría de la gente infectada y eso es una gran sobrecarga del sistema médico”, advirtió el copresidente de la Fundación Bill & Melinda Gates, enfocada en temas de salud y desarrollo global. La entidad ha brindado asistencia técnica para el desarrollo de un método que permita a los pacientes tomar sus propias muestras para las pruebas diagnósticas del COVID-19.

Salud versus economía

La transmisión de la serie TED Connects abordó la disyuntiva de elegir entre la economía y la salud de la población. Muchos en Estados Unidos temen que un largo período de cuarentena haga colapsar la economía, pero Gates se encuentra en la acera de los que prefieren que sufra la economía a fin de preservar la salud y la vida.

“Traer la economía de vuelta y hacer dinero es algo más reversible que traer personas de vuelta a la vida”, argumentó durante la charla de 51 minutos con los periodistas Chris Anderson y Whitney Pennington Rodgers, director y curadora de asuntos de actualidad de TED, respectivamente.

En su opinión, es duro pedir a las personas que continúen realizando sus actividades regulares y gastando dinero aun a sabiendas de que al hacerlo contribuirían a propagar una enfermedad que amenaza la vida de mucha gente, en especial de los adultos mayores.

Aunque algunos plantean la posibilidad de recurrir a esa estrategia como forma de preservar la actividad económica y de desarrollar a largo plazo la denominada inmunidad de manada, el empresario advirtió que este tipo de inmunidad es “insignificante” hasta que no se contagie más de la mitad de la población.

“La idea es muy irresponsable”, aseguró Gates, quien, no obstante, reconoció que el impacto económico del aislamiento se sentiría con mayor fuerza en los países pobres y en desarrollo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar