DESTACADAInternacionales

OIT estima aumento de desempleo mundial entre 5.3 millones y 24.7 de personas

SANTO DOMINGO.- La Organización Internacional de Trabajo, (OIT) estima un aumento del desempleo mundial que oscila entre 5,3 millones (caso «más favorable») y 24,7 millones de personas (caso “más desfavorable”), con respecto a un valor de referencia de 188 millones de desempleados que hubo en 2019, esto como consecuencia de la pandemia del COVID-19.

Mediante el documento titulado “El COVID-19 y el mundo del trabajo: Repercusiones y respuestas”, el organismo internacional indica que las perspectivas económicas y en lo concerniente a la cantidad y calidad del empleo empeoran a un ritmo muy rápido.

La OIT considera necesario dar una respuesta a nivel político de forma rápida y coordinada a escala mundial, en el marco de un sólido liderazgo multilateral, a fin de limitar la incidencia directa del coronavirus en la salud de los trabajadores y sus familias, al tiempo que se mitigan los efectos económicos indirectos en la economía mundial.

“Por otro lado, hay que aplicar reformas institucionales y políticas en profundidad para facilitar la recuperación sobre la base de la demanda y aumentar la resiliencia por medio de sistemas de protección social universal eficaces que constituyan factores estabilizadores automáticos en los planos económico y social frente a la crisis”, refiere el organismo.

En el comunicado la OIT advierte que más allá de la inquietud que provoca a corto plazo para la salud de los trabajadores y de sus familias, el virus y la consiguiente crisis económica repercutirán adversamente en el mundo del trabajo en tres aspectos fundamentales, a saber: 1) la cantidad de empleo (tanto en materia de desempleo como de subempleo); 2) la calidad del trabajo (con respecto a los salarios y el acceso a protección social); y 3) los efectos en los grupos específicos más vulnerables frente a las consecuencias adversas en el mercado laboral.

“La reducción de la actividad económica y las restricciones en materia de circulación de personas afectan tanto al sector industrial como al de servicios”, sostiene.

SERGIO CID SOLANO 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba