Carretera turística se dinamiza; negocios mejoran ventas

PUBLICIDAD

Santiago. A 20 días de inaugurar la carretera turística Gregorio Luperón, las comunidades enclavadas en la cordillera Septentrional, en el trayecto Santiago-Puerto Plata, comienzan a sentir el impacto con la proliferación de negocios y aumento de las ventas.

Sin embargo, pese a que el Ministerio de Obras Públicas dispuso el patrullaje en este trayecto de 40.3 kilómetros, con dos unidades de seguridad vial, camioneros comienzan a utilizarla para evadir el pago del peaje que opera en la avenida Circunvalación Norte, a pesar de su prohibición. Al menos cinco camiones pesados que habitualmente acuden al muelle fueron retenidos por el personal.

En total, las dos unidades cuentan con cuatro guardias para garantizar el orden, pero carecen de vigilancia para impedir que evadan desde la Circunvalación Norte en el tramo Gurabo para conectarse hacia la carretera turística Gregorio Luperón.

Con el paso de los días, también varias unidades de autobuses, algunos cargados de turistas extranjeros o vacacionistas criollos comienzan a utilizar la vía turística. El domingo 22 de agosto, el Presidente Luis Abinader encabezó el acto inaugural de la nueva carretera turística Gregorio Luperón, construida a un costo superior a 4,245 millones de pesos.

Vendedores contentos

Los negocios para ventas de carne, cerveza puestos de fruta, flores, queso y leche, han incrementado sus ventas. Y es que en la medida de que más dominicanos utilizan la carretera turística como vía de comunicación, una gran parte se detiene para comprar las mercancías expuestas en todo el trayecto de 40 kilómetros

Miguel Marte opera un puesto de venta de mangos, limoncillos, caña en el distrito municipal de Yásica, perteneciente a San Felipe de Puerto Plata, asegura que las ventas han mejorado en más de un 50 por ciento.

“Ahora la gente se detiene y compra algo. Al menos con lo que vendo me alcanza para comer. Antes, con la carretera destruida, eran pocos los que circulaban por aquí”, dijo Marte.

En tanto que Fabio Brito, de la comunidad Lajas de Yaroa, dijo que incrementó sus ventas de un 15 a un 35 por ciento.

Producción agrícola mejora en la zona

Los dueños de paradores para la venta de carne frita también dijeron que han experimentado un aumento de sus ventas. Desde Gurabo en Santiago hasta la Gran Parada en Puerto Plata, comunidades como La Cumbre, El Llano, Pedro García, Lajas, Yaroa, Sonador, Tubagua, Yásica, El 30, La U, El 20, El Capaz, Los Mellizos, Camú, Palo Quemado, la Cumbre de Juan Veras, viven de la agricultura y producción lechera.

MIGUEL PONCE

PUBLICIDAD
Botón volver arriba