DESTACADANacionales

Ceara Hatton dice Gobierno se pudo ahorrar hasta mil millones de pesos en compra insumos médicos

SANTO DOMINGO.- El economista Miguel Ceara Hatton denunció las supuestas anomalías que a su juicio se han cometido en las licitaciones para compra de equipos e insumos médicos durante el estado de emergencia que vive el país por el Coronavirus.

En ese sentido, explicó que el Gobierno se pudo haber ahorrado RD$ 617 millones entre las 16 empresas adjudicadas y casi RD$1, 000 entre las licitantes.

El también secretario de políticas públicas del Partido Revolucionario Moderno (PRM) afirmó que si se hubieran aplicado  los precios mínimos por productos de las 16  empresas adjudicadas,  el ahorro del Estado habría sido de 617 millones de pesos.

Reclamó al Gobierno explicar las razones por las cuales adquirió una importante cantidad de productos médicos  con precios  excesivamente altos, con diferencias de hasta 12 veces entre la oferta más económica y la más elevada.

Declaró  que si se considera una empresa adicional que no fue adjudicada que participó en 9 productos y competía en precios en 5, el ahorro total hubiese sido de RD$934 millones.

Citó el caso de los gorros descartables, donde la asignación fue adjudicada a dos empresas: Group Z Healthcare Products Dominicana, que ofertó a 2 pesos con 95 centavos; y a Support Solution Nuguer, que ofertó a 35 pesos cada unidad.

Se preguntó por qué para un mismo producto había precios de ventas muy diferentes y a todas se les asignaron compras, como  en el caso de los guantes de  látex, donde los precios fluctuaban entre  307 y  mil 239 pesos, a pesar de que la oferta más económica garantizaba toda la asignación.

En el caso de los guantes de examen de látex Nitrilo, detalló el economista, la  diferencia de precio entre el más bajo y el más alto es de 5.8  veces, al variar de  263 a 2 mil 15 pesos.

Se refirió también a las mascarillas descartables, donde participaron varias empresas que sometieron precios desde 454 hasta 3 mil pesos, y donde también se decidió comprar a todos los oferentes por igual. La misma situación se produjo con las batas quirúrgicas, donde  el precio más bajo era 118 pesos y el más alto  mil 534, precisó el economista.

Dijo que de acuerdos a los datos disponibles, el gobierno tiene que explicar y documentar por qué no compró a los precios más económicos. Hay empresas que de manera individual expresaron que tenían productos para sostener una oferta mas amplia a precios relativamente bajos.

“Se puede entender que existan diferencias de precios en el tiempo, pero resulta incomprensible las grandes diferencias de precios unitarios para un mismo producto, en la misma licitación y que el gobierno hiciera un combo entre todas ellas, comprándole a todas, más aún cuando algunas compañías expresaron que tenían productos, apunto Ceara Hatton.

Y agregó que si se hubiera comprado al precio más económico, las batas quirúrgicas estéril desechables le hubiera costado un 54% menos, los gorros descartables un 44% menos, los guantes de examen un 53% menos, el overoll impermeable hubiese salido en un 43% menos, entre otros. Esto debe explicarse”, subrayó.

Saluda comisión de veeduría

El también profesor universitario saludó la designación de una comisión de veeduría, pero cuestionó que personas que reciban ayudas o le vendan cualquier tipo de producto al gobierno sean miembros de esa veeduría, porque no se puede ser juez y parte, y lo que este país necesita hoy es transparencia e institucionalidad.

Anticipó varias interrogantes sobre el manejo de la licitación que deberían ser debidamente aclaradas, entre ellás ¿Porqué para un mismo producto hay tantas diferencias de precios en empresas adjudicadas?, Y Por qué no se compró al precio más bajo?

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba