Denuncian mafias en apresamiento haitianos

PUBLICIDAD

Santiago. Los apresamientos de indocumentados haitianos por parte de agentes de la Dirección General de Migración se han convertido en un negocio lucrativo que permite cobrar entre seis mil y ocho mil pesos para dejar en libertad a los detenidos.

En seguimiento a varias denuncias de extranjeros de la vecina nación que en su mayoría trabajan en el área de la construcción, los afectados narraron que tras ser detenidos de forma arbitraria, son llevados ante un oficial de migración y tras pagar la suma de siete mil pesos, al arrestado le entregaron un carnet falso que establece que sí estaba legal y que fue apresado de manera errónea por sus agentes.

A su salida de Migración es despojado nuevamente de dicho documento. “Ellos tienen un carnet falso, que te dan dentro de la oficina. Dice que a fulano lo agarraron por equivocación pero tiene carnet. Ahí mismo hay un coyote que te cobra el dinero y eso te evita que tengas que firmar la deportación”, expreso uno de los afectados.

Operativos

Uno de los afectados por esa práctica fue Frank Chale, quien fue detenido en la rotonda del Ensanche Libertad. Chale tuvo que pagar la suma de seis mil pesos para ser liberado en la dirección de Migración. Otro compañero de Chale, que también trabaja en el área de la construcción y que carece del documento, entregó la suma de siete mil pesos por su liberación.

“El haitiano que se va deportado para Haití, es que no tiene acceso al dinero, pero todo el que puede tener siete u ocho mil pesos se queda. Este es un negocio increíble”, dijo otro hombre de nacionalidad haitiana, que lleva años trabajando en el área de la construcción y que ha sido víctima de las mafias. Criticó que busquen hacer cumplir la ley con un negocio en las propias oficinas de Migración, sin que nadie haga ni diga nada.

Dicen que los detienen aún con documentos

Un maestro constructor, de la misma nacionalidad, contó que tanto él como un compadre tuvieron que pagar la suma de seis mil pesos para que pudieran soltar a uno de sus empleados. En ocasiones, son detenidas personas que cuentan con su documento legal, pero cuando hacen redadas no depurar en el lugar sino que los llevan hasta la oficina donde se hace la negociación.

MIGUEL PONCE

PUBLICIDAD
Mostrar más
Botón volver arriba