El efecto devastador de fumar marihuana y tabaco: su impacto en los pulmones, según los últimos estudios

PUBLICIDAD

El sentido común nos indicaría que el nocivo vicio de fumar tabaco se potenciaría con el fumar marihuana. Pero pese a saberse que esto perjudica seriamente a los pulmones, muchas personas lo hacen.

Expertos neumonólogos afirman que hay una suerte de creencia generalizada que establece que fumar marihuana no es perjudicial para los pulmones. La medicina no ha desarrollado hasta ahora amplias pruebas de esto, por lo que existe un conocimiento limitado sobre el impacto de fumar marihuana por sí sola, y se sabe aún menos sobre los efectos cuando se combina con fumar cigarrillos.

Sin embargo, la ciencia está dispuesta a cerrar este bache con nuevas investigaciones que indican el peligro de fumar esas sustancias por sí solas o combinadas. Según los últimos hallazgos presentados recientemente en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte, combinar fumar marihuana y cigarrillos podría provocar un mayor daño a los alvéolos pulmonares.

“La marihuana es la sustancia psicoactiva ilícita más consumida en el mundo, y su uso ha aumentado en Canadá desde la legalización de la marihuana con fines no medicinales en 2018″, dijo la coautora del estudio Jessie Kang, radióloga cardiotorácica y profesora asistente en el Departamento de Radiología Diagnóstica de la Universidad de Dalhousie en Halifax, Nueva Escocia, Canadá.

Con el fin de determinar los efectos de fumar marihuana y cigarrillos, los investigadores del estudio prospectivo y multicéntrico examinaron las imágenes de tomografía computada de tórax de cuatro grupos de pacientes: no fumadores, fumadores de cigarrillos, fumadores de marihuana y fumadores combinados de marihuana y cigarrillos.

Los fumadores de marihuana incluidos en el estudio habían fumado marihuana al menos cuatro veces al mes durante dos años. Y los pacientes que ingirieron marihuana en forma de comestibles o gotas orales fueron excluidos del estudio.

En el estudio presentado, los investigadores encontraron que las personas que combinaban marihuana y cigarrillos tenían 12 veces más probabilidades de tener enfisema centrolobulillar que los no fumadores de ambas sustancias. Se trata de un tipo de enfisema en el que se dañan los sacos de aire dentro de los pulmones, lo que puede provocar dificultades respiratorias y otros síntomas graves.

“El número medio de años de consumo de marihuana fue menor que el de los fumadores de cigarrillos y el de los fumadores combinados de marihuana y cigarrillos. Sin embargo, la marihuana que se fuma a menudo no está filtrada, lo que potencialmente puede provocar que entren más partículas dañinas en las vías respiratorias y los pulmones”, explicó el doctor Kang.

Las personas que fumaban en combinación marihuana y cigarrillos tenían entre tres y cuatro veces más probabilidades de tener un engrosamiento de las paredes de las vías respiratorias, lo que puede derivar en infecciones, cicatrices y más daños en las vías respiratorias. Se observaron resultados similares con el enfisema centrolobulillar y paraseptal, lo que sugiere que la combinación de fumar cigarrillos y marihuana puede tener un papel sinérgico en los pulmones y las vías respiratorias.

“Con nuestro estudio, demostramos que fumar marihuana tiene efectos físicos en los pulmones y que fumar cigarrillos y fumar marihuana pueden tener un efecto dañino combinado en los mismos”, agregó Kang, quien indicó que se necesitan más investigaciones para identificar los efectos a largo plazo de fumar marihuana.

Cristina Borrajo, neumonóloga (MN 60747), y coordinadora de la Sección Tabaquismo de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR), explicó a Infobae que los estudios científicos con fumadores de marihuana solamente son muy pocos y difíciles por varios motivos. “Uno de ellos es porque los fumadores de marihuana casi siempre fuman tabaco, son menos los que fuman marihuana sola. Por otro lado, la forma de fumar marihuana es diferente, son cigarrillos armados que se arman en forma diferente, por lo tanto, es muy difícil evaluar la cantidad de THC que cada uno aspira cada vez que pega una pitada”, puntualizó la especialista.

“Incluso, tienen una forma distinta de fumar. En el cigarrillo de marihuana la pitada es dos veces más profunda y se sostiene el aire cuatro veces más que con el cigarrillo común. Al no ser uniforme la confección del cigarrillo de marihuana es muy difícil hacer comparaciones. Lo que sí sabemos es que la mayoría de los fumadores de marihuana son fumadores de tabaco. La marihuana es sumamente irritativa y sumamente agresiva en agudo. Cuando uno fuma un cigarrillo de marihuana en realidad el impacto sobre la mucosa de los bronquios es muy alto, y provoca lo mismo que provoca el cigarrillo convencional, el cigarrillo de tabaco. Por otro lado nosotros no estamos preparados para aspirar ningún tipo de aire caliente, ni el tabaco, ni marihuana, ni nada, así que si vos sumas dos sustancias que se fuman, el daño se potencia”, remarcó Borrajo.

Y añadió: “Este trabajo lo que hace es demostrar que la presencia de enfisema central o globulillar es más frecuente en aquellos fumadores de ambas sustancias que en aquellos que fuman una sola u otra por separado. Sin embargo también hay muchos trabajos que dicen que estas personas que fuman cigarrillo y marihuana en realidad también tienen más chance de otras enfermedades respiratorias, porque el daño, el impacto sobre la mucosa bronquial es mucho más alto. Muchas veces nos encontramos con fumadores que vienen al consultorio para dejar de fumar y también son consumidores de marihuana. Nosotros ponemos el empeño en que deje las dos sustancias”.

“Sabemos que la marihuana no es buena y que todavía es difícil establecer desde el punto de vista respiratorio el daño que produce. Olvido omitir que casi nadie fuma durante 20, 40, 50 años cerillos de marihuana. Tiene más que ver con alguna época de la vida o alguna circunstancia. Entonces, evaluar el daño a largo plazo también es más difícil. Así que estos trabajos a lo que llevan es a concientizar a la gente que lo ideal es no consumir no sólo tabaco sino las dos sustancias al mismo tiempo”, concluyó la experta de la AAMR.

El doctor José Manuel Viudes es neumonólogo y gerontólogo del Hospital Italiano, y destacó a Infobae que la combinación de marihuana y tabaco se debe analizar en tres partes.

“Primero, el tabaquismo ha demostrado ser la principal causa de mortalidad en el mundo. Ya sea porque produce el mayor número de cánceres en el mundo (8 millones de personas mueren por año de algún tipo de cáncer de pulmón) o porque aparte produce más de 11 cánceres distintos, comenzando por garganta, esófago, estómago, riñones, pulmones, vejiga, etc. Por otro lado, produce enfermedad cardiovascular y neurovascular. Y básicamente es un gran envejecedor y productor de radicales libres”, indicó Viudes.

“La marihuana, por otro lado, produce a nivel pulmonar un daño parecido al del cigarrillo. Sin embargo, se incrementa al fumar un cigarrillo de marihuana, ya que equivale a 20 cigarrillos de nicotina. O sea que es 20 veces más potente. Ahora, cuando nosotros mezclamos la combinación de estas dos sustancias generó un daño mayor. Se hizo un trabajo científico muy bueno el año pasado, donde se reunieron cuatro grupos. Fumadores, fumadores de marihuana, fumadores de nicotina y fumadores de ambas combinaciones. Al que peor le fue, claramente fue el que más fumó”, precisó el especialista.

Y agregó: “Se siguieron a estos pacientes con tomografías y biopsias endobronquiales. Y lo que se vio al cabo de dos años de seguimiento es que engrosaban el epitelio bronquial, produciendo cambios metaplasia y displasia. Y básicamente, envejecimiento del aparato respiratorio en mayor proporción que los que fumaban nicotina sola o marihuana sola. Por otro lado, cuando se evaluó el riesgo cardiovascular y de enfisema en los grupos, el grupo fumador de nicotina más marihuana tenía 12% más de riesgo que los otros de nicotina y marihuana por separado”

Viudes centró su exposición final sobre el problema de la marihuana cuando se combina con la nicotina: “Esto se produce más en jóvenes, entre 15 y 21 años. Y 89% de los jóvenes que fuman marihuana, también fuman cigarrillos. Y la marihuana produce mayor adicción a la nicotina. O sea, que es un incentivador de la abstinencia y produce perpetuación del hábito tabáquico”.

Para finalizar, el experto habló de los vapeadores, que es una opción que los jóvenes adoptan para dejar el hábito de fumar. “Sin embargo, justamente produce más adicción. Y al cabo de un año, se vio que el 50% de los pacientes que pasaron de fumar marihuana o nicotina y pasaron a vapeo, volvió a una de estas dos adicciones: a la nicotina o a la marihuana. Así que tampoco es una opción el vapeo, sino que la idea sería que los jóvenes estén informados de los daños que ambas sustancias les generan a sus pulmones”.

“Hay que destacar que no hay nada peor que la combinación de fumar ambas: marihuana y nicotina. En segundo lugar, el mayor daño lo produce la marihuana, que es 20 veces superior al de la nicotina. Luego, viene la nicotina como dañina para la salud. Y en cuarto lugar, el vapeo. Ninguna de estas opciones es inocua para la salud. Y deberíamos encargar campañas de concientización al grupo etario más joven que tiene un precoz contacto con las adicciones. Muchas veces comienzan con la marihuana como algo divertido, algo que tiene como algo de moda. Y terminan siendo adictos a la nicotina y a la marihuana. Pero es una puerta de entrada que parece inocua, y sin embargo no lo es. Y los trabajos son taxativos al respecto”, concluyó el experto.

AGENCIAS

PUBLICIDAD

Redacción

Bienvenidos a la página oficial de CALLE56. Aquí podrás encontrar las ultimas noticias del acontecer mundial, nacional y de la ciudad de San Francisco de Macorís

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *