El ejercicio del Poder es efímero

PUBLICIDAD

POR MARCOS SANTOS.- Quienes han ejercido el Poder Político, y no toman en cuenta que el mismo es efímero, generalmente pasan con mucha pena y nada de gloria.

Esos que usan para beneficio personal o de pequeños grupos, son aquellos que luego de ostentar posiciones en la administración pública, o incluso un cargo de elección popular, la gente lo echa al saco del olvido, y hasta al zafacón de la historia.

Esos mismos que ayer y hoy se pavonean cuando su partido está en el Poder, son los primeros que la gente rechaza tan pronto son desalojados por ese mismo pueblo que ayer confió en ellos y luego defraudan a las grandes mayorías.

Esos que ayer y hoy, se creían y se creen tener a Dios agarrado por los pies, son vistos con malos ojos por amplios sectores de la sociedad.

Muchos nos preguntamos, qué les pasa a esas personas que dan un cambio tan radical tan pronto asumen una posición pública.

Un cambio para mal, donde la arrogancia, la prepotencia es su carta de presentación.

Y es que esas personas, no se dan cuenta que la vida continua, y que nada es para siempre.

El Poder es para usarlo en beneficio de las grandes mayorías, no para uso personal, ni familiar, ni de pequeños grupos.

Lamentablemente, no se dan cuenta, que quienes ocupan un cargo público, son servidores públicos, y se deben al pueblo, no a ellos mismos.

El pasado reciente, nos muestra muchísimos casos de dirigentes políticos que creían tenerlo todo, y al final, hoy se dan cuenta, que no tenían nada, que todo pertenece al pueblo.

Muchos de esos, hoy quieren volver, y quizás algunos se muestren arrepentidos de tantas tropelías y abusos de Poder.

Otros, de esos que quieren volver, todavía se muestran arrogantes, llenos de ira, de odio y de desprecio hacia los demás, incluso, se muestran amenazantes, pero no se dan cuenta dentro de su miopía política, que amenazan con carabinas vacías.

Y los que están, que traten, que intenten, dejar un legado positivo en su paso por la administración del Estado.

Estamos en Navidad, y es una buena época para la reflexión de todos sin excepción.

Intentar de buena Fe, dejar lo malo atrás, y asumir el nuevo año con nuevas actitudes.

Vamos a hacer nuestra la reflexión de Mahatma Gandhi.

“Señor, ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles. Si me das fortuna, no me quites la razón. Si me das éxito, no me quites la humildad. Si me das humildad, no me quites la dignidad.”

Hasta la próxima.

EL AUTOR ES DIRECTOR DE CALLE56.COM

PUBLICIDAD
Mostrar más

Marcos Santos

Conductor del programa “Con Marcos Santos por Imagen Universal TV, de lunes a viernes de 8 a 9 de la noche. Fundador y director de CALLE56.COM y MUJERESRD.COM

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *