El Gobierno de Bolsonaro intentó introducir ilegalmente joyas de Arabia Saudí

PUBLICIDAD

El Gobierno del ahora expresidente brasileño Jair Bolsonaro intentó introducir de forma ilegal joyas valoradas en 3,2 millones de dólares que Arabia Saudí había regalado a la entonces primera dama, Michelle Bolsonaro, en octubre de 2021, informó este viernes el diario ‘O Estado de Sao Paulo’.

Según el periódico, las autoridades saudíes obsequiaron a los Bolsonaro «un collar, un anillo, un reloj y un par de pendientes de diamantes», pero al no ser declarados en la aduana del aeropuerto internacional de Guarulhos, en Sao Paulo, el Fisco los incautó.

Los agentes encontraron los exclusivos regalos en la mochila de un militar, asesor del entonces ministro de Minas y Energía, Bento Albuquerque, que integraba la comitiva brasileña que viajó en la época a Oriente Medio.

De acuerdo con ‘O Estado deSao Paulo’, al saber que habían sido confiscados, Albuquerque intentó hacer valer su cargo de ministro para liberar el conjunto de joyas de la marca Chopard, pero el Fisco mantuvo su decisión, pues en Brasil es obligatorio declarar cualquier bien que entre en el país y supere los 1.000 dólares.

El diario señaló que «en los dos últimos meses» del mandato de Bolsonaro (2019-2022), que terminó el pasado 1 de enero, «hubo cuatro intentos frustrados» del líder ultraderechista para recuperar las joyas, movilizando hasta a los Ministerios de Economía y Relaciones Exteriores.

El último intento tuvo lugar el pasado 29 de diciembre, tres días antes de Bolsonaro dejar el poder y ser sucedido por Luiz Inácio Lula da Silva, cuando «un funcionario del Gobierno» viajó en un avión de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) hasta la aduana de Guarulhos y dijo que «estaba allí para retirar las joyas».

No consiguió su objetivo. ‘O Estado de Sao Paulo’ también recoge que el propio Bolsonaro envió una carta al gabinete del Fisco Federal «para solicitar que los bienes fueran destinados a la Presidencia de la República».

De acuerdo con el rotativo, el Gobierno podría haber recibido las joyas, si estas hubieran sido declaradas como un «regalo oficial al presidente de la República y la primera dama», aunque en ese caso hubieran quedado en propiedad del Estado brasileño y no de los Bolsonaro.

Al pasar como objetos personales, la única manera de recuperarlos es pagando el impuesto de importación, que alcanza el 50 % del bien confiscado, y una multa de más del 25 % por intentar introducirlos de manera irregular.

Albuquerque confirmó a ‘O Estado de Sao Paulo’ que los regalos eran del Gobierno de Arabia Saudí para Michelle Bolsonaro, pero que en aquel momento desconocía que se trataba de joyas tan valiosas.

La noticia ha tenido repercusión en otros medios de comunicación brasileños y ha provocado la reacción del actual ministro de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia, Paulo Pimenta, quien sembró sospechas de corrupción sobre la anterior gestión.

«Bolsonaro intentó traer ilegalmente un collar y aretes de diamantes por valor de 16,5 millones de reales (3,2 millones de dólares) para Michelle (Bolsonaro). Los obsequios se entregaron en Arabia Saudí a finales de 2021», cuando la petrolera estatal «Petrobras acababa de vender una refinería por 1.800 millones de dólares a un grupo de Arabia Saudí», denunció.

Para Pimenta, «todos» los involucrados «merecen ser investigados y castigados por los crímenes cometidos». 

EFE

PUBLICIDAD

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *