MI ESPACIO

El mal no es para siempre

Por Marcos Santos. – En mis más de veinticinco años de manera ininterrumpida ejerciendo la comunicación, hemos tenido altas y bajas, situación que la consideramos normal en cualquier actividad que desarrollen las personas.

Y más en un mundo, donde los intereses particulares se anteponen ante la amistad, y hasta de la misma familiaridad.

Sí, y es que en estos tiempos vemos con mayor frecuencia, conflictos entre personas que pertenecen a la misma familia, por razones exclusivamente económicas.

El poder que da el dinero, algunas veces puede más que la propia relación de familia.

Y ni hablar de amistades.

Esto último para muchos es secundario, o a lo mejor simplemente no existe.

Por eso siempre observo con muchísimo agrado el nivel de amistad, compañerismo y lealtad que exhiben a lo largo de muchos años, personas a las que tenemos el honor de conocer, compartir, y de llevar una relación llena de respeto mutuo.

Personas que no los une un lazo sanguíneo, y que, sin embargo, andan de la mano, luchando muchas veces por objetivos comunes, otros solamente se juntan para intercambiar impresiones, para compartir, pero entre ellos hay sólidas demostraciones de cariño, respeto y solidaridad.

Y eso es bueno.

Yo diría excelente.

Cuando pienso en personas que demuestran que son verdaderos amigos entre sí, me llega a la mente los nombres de Still Britt, Néstor David Diaz, Huáscar Paredes, Néstor Julio Rosario, Pedro Payano, y otros tantos más.

Igualmente, pienso en Luis Ernesto y Karilyn.

Y es que estos dos últimos los hemos visto juntos desde hace muchos años.

Luis Ernesto y Karilyn, han estado juntos en las buenas y en las malas.

Ellos dos son un ejemplo de una verdadera amistad.

¿A qué viene todo esto?

Viene para aquellas personas que atropellan a los demás de forma constante.

Viene para aquellos que cuentan historias acomodadas a sus deseos de hacer daño, encontrando oídos receptores en personas de la misma calaña.

Los famosos y odiados correveidile.

El mal se detiene en seco.

La amistad, el amor, y el cariño es para siempre.

¿Acaso no amamos a nuestros padres toda la vida, aún después de muertos?

Y así sucede con nuestros hijos.

Igualmente, con nuestros verdaderos amigos.

Es por eso, que el mal, la arrogancia, la petulancia, la angurria, no pueden detener todos los planes y proyectos que cualquiera de nosotros pueda tener en AGENDA.

Dios derrame abundantes bendiciones para todos nosotros.

¡Sin excepción!

¡Amén!

El autor es conductor del programa “Tú Decides 2020” por Agenda 56 TV, de lunes a viernes de 1 a 2 de la tarde, y director de CALLE56.COM y MUJERESRD.COM

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar