El ratón y el queso

PUBLICIDAD

POR NARCISO ISA CONDE.- Este es el cuento de cuando ponen al ratón a cuidar el queso: el queso desaparece y el ratón engorda. El ratón se come el queso tantas veces como se lo ponen para cuidarlo. Sólo si envenenan el queso, se jode el ratón. Pero eso no es el caso, en tanto me refiero a no pocos nombramientos de este gobierno. Abundan en él los ratones nombrados para cuidar quesos y hasta leones para cuidar filetes.

El del banquero de apuesta, mejor dicho rifero, nombrado en la Lotería del Estado, luego de invertir algo de su fortuna en el PRM y en sus candidatos, entidad encargada de regular y fiscalizar riferos.

Pueden ustedes ver lo acontecido y sacar sus conclusiones: los riferos tomaron el poder en la Lotería Nacional, un negocio público que vende engaños, e hicieron de esa empresa lo que acostumbran hacer en sus bancas de apuestas, no pocas de ellas puras “lavanderías”: muchas trampas y muchas estafas; si no, pregúntaselo al “héroe nacional” Juancito Sport.

Todo bien hasta que la angurria los llevara a cometer el grave error de atreverse a engañar a su colega de bancas “Doble Play”, que descubrió y chivateó la trampa en el sorteo del 1 de mayo; estando por el medio una Procuradora General independiente y honesta, único nombramiento hecho por el pueblo verde en un gobierno que gusta nombrar ratones para cuidar quesos y leones para vigilar las buenas carnes, ya de hojas, ya franceses, ya churrasco, ya filete.

Así proceden los lumpen nuevos ricos, abundantes en el Congreso y Alcaldías, y hasta nombrados en el INTRANT para favorecer a CONATRA. Otro ratón del transporte designado para cuidar el queso del sector privado en tan sensible vertiente de la economía y la seguridad ciudadana. ¡Que no se quejen con lo que va a pasar en ciertas Rutas y Corredores!

Pero todo esto es “pecata minuta” respecto a casos de empresarios multimillonarios, testaferros o tecnócratas a su servicio, controlando y regulando mega-negocios privados, Ventas de activos del Estado, APPs, Turismo, Agricultura, Obras Públicas, Minería, Salud, Educación, Presidencia y Partido de Gobierno.

Que aunque ciertamente esta lumpen burguesía, que por matriz oligárquica su comportamiento es menos burdo y más sofisticado que el de la otra, realmente sus representantes, también lumpenizados, hacen de leones cuidando filetes. Y habría que preguntarse, aún sin incursionar en las plazas concedidas a los burgueses conversos a políticos y funcionarios: ¿Quiénes son peores, esos ratones y leones, o quienes los acogen y los designan? ¡Sopla!

PUBLICIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba