El tribunal electoral multa con 4 millones de euros al partido de Bolsonaro por querer invalidar las elecciones

PUBLICIDAD

El presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil, Alexandre de Moraes, ha impuesto una multa de más de cuatro millones de euros al partido de Jair Bolsonaro, el Partido Liberal, después de que la formación política del presidente saliente pidiera invalidar parcialmente las elecciones del pasado octubre.

Según Moraes, la actuación del partido de Bolsonaro que presentó una solicitud cuestionando la fiabilidad del 61 por ciento de las urnas electrónicas utilizadas durante los comicios, no presenta ningún indicio o evidencia de fraude que justifique la reevaluación de parte de los votos registrados en las urnas, ha informado G1.

Por esta razón, el magistrado ha condenado a la coalición del Partido Liberal a pagar una multa de casi 23 millones de reales brasileños (4,2 millones de euros) por «litigio de mala fe».

La acción del partido de Bolsonaro se basa en un informe de una consultoría privada encargada por el Partido Liberal que señala que el presidente fue el candidato que recogió más votos en las urnas electrónicas fabricadas a partir de 2020, las más nuevas, frente a las urnas con un número de serie antiguo, que «no pueden ser auditadas».

El informe señala que el 61 por ciento de las urnas, casi 578.000 de ellas, son de un modelo menos reciente que no permiten revisar los votos registrados en ella, según el citado medio.

No obstante, el partido no incluyó la primera vuelta de las elecciones en la auditoría, alegando a que no encontró problemas, un motivo que ha llevado a Moraes a calificar la solicitud de la organización de «extraña», «ilícita» y realizada de manera intrascendente.

Moraes ha sostenido que el Partido Liberal ha atentado «contra el Estado democrático de derecho» y ha utilizado la solicitud para «incentivar los movimientos delictivos y antidemocráticos».

Asimismo, el presidente del TSE ha aclarado que «no es razonable» afirmar que las urnas no permiten llevar a cabo un rastreo de los votos. Para Moraes, este argumento sólo podía haber sido planteado por desconocimiento o por mala fe.

Lula se impuso a Bolsonaro en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales con el 50,9 por ciento de los votos, frente al 49,1 por ciento que obtuvo Bolsonaro.

EUROPA PRESS

PUBLICIDAD
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba