Falta de sensibilidad en la Dirección Regional 07 de Educación

POR MARCOS SANTOS. –  La protesta escenificada este lunes 29 de marzo por Alejandro, en reclamo de que el Ministerio de Educación le pague sus prestaciones laborales, luego de varios años trabajando en una escuela de San Francisco de Macorís, demuestran una vez, el grado de insensibilidad que padece la sociedad dominicana.

Resulta que Alejandro, es una persona que tiene una discapacidad, producto de un accidente de transito ocurrido hace varios años.

A Alejandro le falta una pierna, para ser más exacto.

Él se desnudó frente a las oficinas de la Dirección Regional 07 de Educación, en señal de protesta, para que se le honre con el pago de sus prestaciones laborales de sus seis años de trabajo realizados como portero en la escuela Padre Brea de la ciudad del Jaya, según sus propias palabras.

La Directora Regional de Educación, María Guadalupe Bruno de Durán, con esta acción, ha demostrado ser una funcionaria pública carente de sensibilidad en todo el sentido de la palabra.

Porque eso de cancelar o desvincular, como le llaman ahora, a una persona con una discapacidad es un acto de falta de amor al prójimo, falta de solidaridad, de no tocarse el corazón.

Al desvincular a Alejandro, lo están condenando a salir a las calles a pedir para su subsistencia.

Mientras el senador de la República en representación de la Provincia Duarte, Franklin Romero, envía una señal contundente de apoyo a las personas con algún tipo de discapacidad, al nombrar a algunos de ellos en la Oficina de Gestión de Senatorial Duarte, en la Dirección Regional 07 de Educación, es todo lo contrario, se tira a la calle a un ciudadano, que, según informes, cumplía con su trabajo, y si no cumplía, debieron hablar con él para que asumiera su compromiso laboral.

No quiero llegar a pensar que la decisión de cancelar a Alejandro, fue motivada por razones politiqueras.

Alejandro es simpatizante del PLD.

No quiero llegar a pensar que lo cancelaron para colocar en su lugar a un miembro del PRM.

El tradicional quítate tú para ponerme yo.

Y es que estamos hablando de una persona con una discapacidad.

Habría que ver desde el punto de vista legal, qué dice la Ley sobre ese particular.

Mientras tanto, la insensibilidad, repito, de la señora María Guadalupe Bruno de Durán, sale al desnudo, sale a la vista de todos.

El desnudo de Alejandro, para mí, no fue vulgar, lo hizo para protestar, para que se oiga su voz, que antes no se escuchaba.

El desnudo fue una especie de megáfono para Alejandro.

Todos los escuchamos.

En cambio, la acción de la funcionaria en cuestión, saca al desnudo malos sentimientos de su parte.

Que desfachatez.

Estamos investigando un caso de un nombramiento “botella”, que desde el gobierno de Leonel Fernández en el año 2004 cobraba en la nomina pública, y al parecer como no sabe hacer nada, excepto punchar una tarjeta bancaria, la nombraron en la presente administración.

Esa persona era del PLD, ahora pertenece a la Fuerza del Pueblo.

Muy cercana por cierto a un ex diputado del PLD.

Mientras tanto, a Alejandro que se lo lleve el mismísimo Diablo.

Ya quisiera yo escuchar la opinión del verdadero jefe de Educación en esta Regional.

El autor es conductor del programa “Con Marcos Santos por Imagen Universal TV, de lunes a viernes de 8 a 9 de la noche, y director de CALLE56.COM y MUJERESRD.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba