Glamorosa, con estrellas de cine y presidentes, pero sin su hija Emme, así fue la boda de Marc Anthony

PUBLICIDAD

La boda del salsero Marc Anthony y la modelo Nadia Ferreira fue el gran acontecimiento de este fin de semana. Logró reunir a estrellas de cine de la talla de Salma Hayek y Vin Diesel; figuras del deporte y la moda como David Beckham y su esposa Victoria; y primeros mandatarios como los presidentes de Paraguay, país de origen de la novia, Mario Abdo Benítez, y de República Dominicana, Luis Abinader.

No obstante, en la comentada ceremonia hubo una ausencia notoria la de Emme Ortiz, la hija del cantante con Jennifer López, según reseña el portal de la revista Hola, que publicó unas imágenes de Emme paseando con su mamá, su padrasto, Ben Affleck y dos de sus hermanastros, hijos del actor a la misma hora en que se casaba su papá.

Al enlace sí asistieron los hijos de Marc Anthony con la ex Miss Universo Dayanara Torres, Ryan y Cristian Muñiz.

La boda fue sobria y entretenida e incluyó muestras de la gastronomía, la música y la cultura paraguaya, reveló este domingo el cónsul de Paraguay en Miami, Justo Apodaca, quien fue uno de los invitados a la celebración en esa ciudad estadounidense.

«Realmente fue una boda muy sobria, pero a la vez entretenida», afirmó Apodaca, en un diálogo telefónico con el canal Telefuturo.

El diplomático confirmó que asistieron personalidades como el exfutbolista David Beckham, el empresario mexicano Carlos Slim y los actores Salma Hayek y Vin Diesel. También se encontraban entre los invitados los presidentes de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y de República Dominicana, Luis Abinader.

El cónsul describió como «radiante», «emocionada» y poseedora de una «belleza única» a la novia y ex Miss Paraguay.

Sobre el artista neoyorquino de padres puertorriqueños, dijo haberlo visto «bastante emocionado» y que, incluso, «se quebró al momento de la entrada de ella a la ceremonia».

El enlace, que tuvo lugar en el Museo de Arte Pérez, fue presidido por el alcalde de Miami, Francis X. Suarez, y contó con un sacerdote que bendijo los anillos de los novios.

Entre otros, el cónsul reveló que el menú ofrecido a los invitados incluyó platos de la gastronomía paraguaya, como la chipa guazú (una especie de torta elaborada a base de maíz), empanadas y croquetas.

Los asistentes, a quienes se le sugirió ingresar a la boda sin sus celulares, se deleitaron, además, con los acordes de polcas y guaranias interpretadas por cuatro arpistas paraguayos residentes en Las Vegas, Nueva York y Miami.

«Fue algo lindo, pero no exagerado como cualquiera pudiera pensar; nada extravagante, nada muy traído de alguna fantasía o una película de demasiada ficción, pero sí mucho glamour», rememoró.

EFE

PUBLICIDAD
Mostrar más

Redacción

Bienvenidos a la página oficial de CALLE56. Aquí podrás encontrar las ultimas noticias del acontecer mundial, nacional y de la ciudad de San Francisco de Macorís

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *