Mi Espacio

La angurria se adueñó de la familia presidencial

Por Marcos Santos. – “Lo mucho hasta Dios lo ve”, es un dicho criollo que describe la medida exacta del sentido común y la prudencia, barajando al mismo tiempo en nuestra mesa, la apetencia del ser, la “angurria”, la tolerancia y la paciencia.

Viendo, así las cosas, la angurria hizo presencia activa en varios miembros de las poderosas familias Medina-Sánchez, y Medina-Montilla, durante el monarcado, perdón el gobierno del licenciado Danilo Medina Sánchez.

A las gravísimas denuncias en contra de Alexis Medina, quien cumple prisión preventiva como medida de coerción, y de su hermana Carmen Magaly, esta última bajo arresto domiciliario en el famoso caso “Anti Pulpo”, se suman ahora la de un supuesto entramado enquistado en el sector eléctrico, para favorecer a dos hermanos de la ex Primera Dama, Candy Montilla, con múltiples contratos ascendentes a miles de millones de pesos.

La verdad es que da la impresión de que varios miembros de las citadas familias, vieron una oportunidad de oro para hacer múltiples negocios con el Estado Dominicano, en el mismo momento en que Danilo Medina ganó las elecciones en el año 2012.

Fueron 8 largos años de saciarse una angurria típica de la familia Trujillo, que eran los dueños del país durante el periodo de 1930 al 1961.

Todo, o casi todo era para beneficio de algunos familiares del ex presidente Danilo Medina.

El cuñado de Danilo, Luis Ernesto De León, era Ley, Batuta y Constitución en Edeeste.

En los 8 años de total control de las estructuras del Estado por parte del funesto danilato, ese señor hizo y deshizo en esa empresa del Estado.

Las investigaciones sobre estos desafueros en contra del pueblo dominicano, deben ser profundizadas y llegar hasta las últimas consecuencias.

Las arcas del Estado no pueden, ni deben seguir siendo un botín para los políticos desaprensivos.

La presente administración encabezada por Luis Abinader, tiene la oportunidad histórica de hacer un gobierno honesto, pulcro, transparente, como lo exige la sociedad dominicana.

No queremos angurriosos manejando la Cosa Pública.

Basta ya de tener a familias que se creen amos y señores de los bienes del pueblo.

A nosotros nos parece, que, ante tanta desvergüenza y desfachatez, ya estamos viendo un régimen de consecuencias para los aparentes desfalcadores de lo que le pertenece al pueblo.

Ojalá y así sea.

El autor es conductor del programa “Con Marcos Santos por Imagen Universal TV, de lunes a viernes de 8 a 9 de la noche, y director de CALLE56.COM y MUJERESRD.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba