La elección del nuevo presidente del Concejo de Regidores

PUBLICIDAD

POR MARCOS SANTOS.- Para nadie es un secreto, y más para aquellos que le dan seguimiento a la política partidaria, que la elección del regidor Anthony Acevedo, es un desafío a la autoridad del Partido Revolucionario Moderno, PRM, en el municipio de San Francisco de Macorís.

Aunque tarde, la máxima dirección del PRM aquí, encabezada por Olmedo Caba Romano, presidente municipal, y el senador Franklin Romero presidente provincial, dieron a conocer la decisión de que la bancada del partido oficial en el ayuntamiento municipal de San Francisco de Macorís, votaría por el regidor Ariel Marte para la presidencia del referido hemiciclo municipal.

Sin embargo, no sucedió así.

Y no sucedió, porque a lo interno del PRM hay un sector minoritario encabezado por el ex alcalde Alex Díaz que busca contrariar cualquier iniciativa que provenga de las filas del senador Franklin Romero, y hasta de las de Olmedo Caba Romano.

En este caso, ni Franklin Romero, ni Olmedo Caba Romano, salieron derrotados con la elección de Anthony Acevedo.

Quien salió derrotado fue el PRM, quien dio una pequeña muestra que en caso de no ir monoliticamente unidos a los próximos torneos electorales que se avecinan, tendrían problemas para retener importantes plazas políticas que poseen en la actualidad.

Y habiendo un perdedor, debe haber un ganador, y ese es la oposición política encabezada por el Partido de la Liberación Dominicana, PLD, quien aprovechó al máximo la oportunidad de intentar crear situaciones que den al traste con una eventual división del PRM en este municipio de San Francisco de Macorís.

El ex alcalde en su yoísmo, en su aberrante egoísmo, y su no disimulado protagonismo, se la puso en bandeja de plata al PLD.

Incluso, se dice que hubo reuniones con los concejales de la oposición para que se diera el resultado ya conocido.

El mismísimo Anthony Acevedo lo dijo muy claro.

Emocionado, y un tanto desafiante, ofreció las gracias públicas al ex ejecutivo municipal, a dos empresarios, y al desaparecido diputado propietario de una empresa de productos de belleza.

Repito, ni perdió Olmedo, ni Franklin, ni mucho menos Ariel Marte, quien en el periodo 2020-2021, ocupó la presidencia del Concejo de Regidores con notables logros en el plano institucional.

De hecho, el futuro político de Ariel Marte no está comprometido para nada, tras el affaire del ayuntamiento el pasado domingo 24 de abril.

Las simpatías y el arraigo que le llevaron a ser el candidato a regidor más votado en las elecciones municipales del 2020, se mantienen intactos, fortalecidos por su permanente acercamiento y apoyo a diversos sectores de la sociedad francomacorisana.

Con lo sucedido descarto una división del PRM en esta demarcación.

Y es que la dirección de esa organización política sabe de quien cuidarse a partir de estos momentos.

La vida partidaria es tan sui géneris, que quien le dio la espalda a su propio partido cuando encabezó el gobierno local, ahora busca un pequeño sector del mismo, para intentar contrariar a quienes llevaron a la victoria electoral al PRM en los comicios del 2020, terminando con una sequía de 16 años.

Estoy plenamente convencido que fracasara en su malicioso intento.

Las señas realizadas en son de burla, por el pasado presidente del Concejo de Regidores, no son más que una simple “muchachada”.

Ojalá y no se lo tomen en cuenta.

Seguiremos con el tema………………

PUBLICIDAD
Mostrar más
Botón volver arriba