DESTACADAInternacionales

Perú extiende la cuarentena obligatoria hasta el 10 de mayo

LIMA.- El gobierno de Perú extendió el jueves hasta el 10 de mayo la cuarentena obligatoria luego de que el colegio médico sugirió la necesidad de prorrogarla porque el país se encuentra “en un momento de gran transmisibilidad” del coronavirus.

En tanto, el Ministerio de Justicia planifica la liberación de unos 3.000 presos en las hacinadas cárceles del país, sobre todo convictos ancianos y reclusas con bebés o embarazadas, para evitar la propagación de la enfermedad COVID-19.

El gobierno del presidente Martín Vizcarra publicó en la gaceta oficial El Peruano las condiciones que los presos deben cumplir para obtener este beneficio. La más importante es no haber cometido delitos graves.

Las 68 cárceles, con un hacinamiento de 138%, son los lugares idóneos para la transmisión del coronavirus, de acuerdo con los epidemiólogos. Hasta ahora en Perú han muerto 13 presos y 500 están infectados del total de 572 fallecimientos y 20.914 contagios de COVID-19 en el país.

En medio del hacinamiento, los guardias carcelarios tienen un trabajo difícil: evitar contagiarse y sofocar los intentos de motines motivados por las preocupaciones que genera el virus.

Los indultos se realizarán de forma paulatina conforme se revise cada caso, según la agencia penitenciaria estatal.

Los presos poderosos que no están sentenciados, pero que son investigados en grandes casos de corrupción, han aprovechado la ocasión para pedir su excarcelación.

César Villanueva, un exprimer ministro de Vizcarra, logró su cometido en los primeros días del mes, mientras que Keiko Fujimori, la encarcelada líder del partido opositor Fuerza Popular, tramita un pedido de liberación que también solicitó para su padre preso, el expresidente Alberto Fujimori (1990-2000).

Keiko es investigada por supuestamente recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, mientras que su padre está condenado a 25 años por asesinato.

Por su parte, Chile sigue sin poder controlar un grave brote de coronavirus en la cárcel de Puente Alto, al sur de Santiago, que ha registrado 181 contagiados entre guardias y presos en menos de un mes, lapso en el cual se han informado cuatro intentos de motín y fuga. En el último, que se produjo la víspera, los reclusos mantuvieron a cinco celadores como rehenes durante un par de horas.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, informó que “un número importante” de los 1.100 reclusos del penal serán trasladados a otras cárceles y que 15 de los contagiados están hospitalizados, dos de ellos graves.

En Chile, con 11.812 infectados y 186 muertos, parte de la estrategia para contener la pandemia consiste en poner y levantar las llamadas “cuarentenas dinámicas” de unas barriadas a otras y realizar unas 5.000 pruebas diarias para detectar y aislar a los contagiados.

Por su parte, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador anunció que a partir del lunes se comenzarán a entregar créditos a pequeños empresarios que no despidieron empleados durante la pandemia. De acuerdo con el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, 645.000 empresas se verán beneficiadas con un préstamo de poco más de 1.000 dólares que debe ser pagado en un plazo de tres años.

En México los trabajos formales quedan registrados en el IMSS, y también los despidos. De esa forma la dependencia pudo obtener los datos sobre quiénes no despidieron personal durante esta crisis de salud.

El país superó el millar de muertos el jueves por la noche, al registrar al menos 1.069 fallecidos, y elevó a más de 11.600 los casos confirmados mientras se sigue preparando para el pico de la pandemia previsto para mediados de mayo.

Según el subsecretario Hugo López-Gatell, se trabaja con una estimación de que pueda haber un máximo de 15.000 personas en estado crítico a la vez en esas fechas, y por eso ya se tienen reconvertidos 700 hospitales para pacientes COVID-19.

Además, María Elena Álvarez-Buylla, directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, anunció que se ultima el ensamblaje de varios modelos de ventiladores construidos en México y sin ánimo de lucro con el objetivo de contar con 700 de estos equipos para el 15 de mayo, que se sumarán a los que ya tiene el gobierno y a los comprados a Estados Unidos y China.

En un intento por controlar la inflación, la Procuraduría Federal del Consumidor inició procedimientos administrativos a 23 tiendas de autoservicio y grandes supermercados en el país, por alzas injustificadas a los precios de alimentos básicos o cubrebocas y gel antibacterial, a 223 establecimientos minoristas, y apercibió a 75 grandes productores y distribuidores de estos productos. Esta fiscalía indicó en un comunicado que las multas en los casos más graves pueden rondar de 7.000 a casi 200.000 dólares.

En tanto, más de 900 colombianos que no habían podido regresar al país por el cierre de los aeropuertos fueron repatriados en 12 vuelos humanitarios en los últimos cuatro días, indicó la cancillería. Ninguno de los pasajeros tenía coronavirus, pero de todos modos fueron enviados a sus domicilios para cumplir una cuarentena obligatoria de 14 días.

La canciller Claudia Blum ratificó el compromiso de seguir ayudando a por lo menos 2.200 colombianos que continúan varados en diferentes partes del mundo.

En Colombia rige una cuarentena obligatoria hasta el 11 de mayo para evitar la propagación del COVID-19, que hasta el momento ha dejado 4.561 afectados y 215 fallecidos.

Por otro lado, luego de recibir durante esta semana 170.000 test serológicos procedentes de China, el Ministerio de Salud argentino comenzará el viernes a evaluar la proporción de personas positivas para COVID-19. La investigación se centrará en el transporte público y en la primera etapa se tomarán muestras en las principales estaciones de trenes de Buenos Aires.

En Argentina hay 3.129 infectados y 159 fallecidos.

En Bolivia, un sargento de la policía falleció tras contagiarse con el coronavirus en el cumplimiento de sus labores, la primera baja por la epidemia entre las fuerzas de seguridad, dijo el comandante de la policía, general Rodolfo Montero.

No obstante, Bolivia “está por debajo del escenario más bajo, aunque la curva comienza a subir”, explicó el director de Epidemiología, Virgilio Prieto.

El Ministerio de Salud reportó el jueves tres decesos por COVID-19, incluyendo el del policía, con lo cual ya suman 43 fallecidos y 703 casos positivos desde que se detectó la primera infección en el país el 10 de marzo.

La presidenta interina Jeanine Añez manifestó su pesar por el fallecimiento del sargento.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo informó que otros 16 policías, ocho militares y 43 trabajadores en salud contrajeron el mal y reciben tratamiento.

“Estamos por debajo de las proyecciones más bajas, pero la curva de contagios está comenzando a subir”, dijo Murillo en rueda de prensa, y llamó a cumplir el aislamiento que comenzó el 22 de marzo y concluirá el 30 de abril. A pesar de los rígidos controles, las autoridades admitieron dificultades para hacer cumplir la restricción en algunos barrios y pueblos.

En Ecuador se han registrado 560 muertes, 11.183 contagiados y 1.328 recuperados, de acuerdo con las autoridades sanitarias. La provincia de Guayas sigue siendo la región más golpeada por la pandemia en el país con 7.502 casos.

En Venezuela, la cifra de contagiados se elevó a 301, dijo el presidente Nicolás Maduro.

Trece nuevos infectados están relacionados con un brote detectado en una escuela de béisbol en la Isla de Margarita, en el estado insular de Nueva Esparta, donde en días recientes se reportaron en esa academia otros 62 casos.

Nueva Esparta se convirtió en el estado con más contagios al sumar 93 casos, indicó el mandatario.

Varias personas, entre ellos el director de la academia, se encuentran detenidas por no acatar la orden de suspender actividades y someterse a una “cuarentena”, vigente en este país sudamericano desde el 16 de marzo, parte de los esfuerzos para romper la cadena de transmisión del coronavirus.

En América Latina hay al menos 112.000 contagiados y más de 4.700 muertos.

El coronavirus ha infectado a más de 2,7 millones de personas y causado la muerte a más de 190.000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.

AP

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar