Términos inapropiados en la narración deportiva

PUBLICIDAD

POR MARCOS SANTOS. – hace unos días estaba viendo a través de YouTube la transmisión de un partido de la Liga Nacional de Baloncesto, LNB, y los términos utilizados por uno de los comentaristas me parecieron inapropiados e inoportunos.

Durante el desarrollo del partido, Manuel Guzmán jugador de los Soles de Santo Domingo Este, encestó dos tiros de tres puntos en jugadas ofensivas consecutivas de su equipo, lo que provocó que uno de los narradores exclamara “este tipo se ha convertido en un asesino en sus disparos de larga distancia”.

Soy de opinión que utilizar el calificativo de “asesino” a un jugador en la difusión de un partido de baloncesto o cualquier otro deporte, es inapropiado en todo el sentido de la palabra.

Vivimos en una sociedad arropada por la violencia y la delincuencia, y los asesinos son delincuentes violentos.

Además, los niños y adolescentes que escuchan esas expresiones, podrían llegar a la conclusión de que ser un “asesino” es bueno, y todo porque le están llamando así a ese jugador que es buen encestador en sus tiros de larga distancia.

Existen un montón de términos positivos para recrear una narración deportiva, para darle vida a la misma.

Un narrador deportivo no debe utilizar expresiones violentas en una transmisión.

Ya está bueno de llamar “asesino”, “criminal”, a nuestros jugadores de baloncesto, que tienen la habilidad de encestar la pelota desde cualquier ángulo de la cancha.

“Magic”, “Air Jordan”, “El Cartero”, “El Guante”, “El Sueño”, “El Almirante”, son apodos de reconocidos jugadores de la NBA.

“El Inmenso”, “La Pantera”, son apodos que los seguidores del baloncesto dominicano conocen a la perfección.

No debemos fomentar la violencia, todo lo contrario, debemos contribuir a cultivar una sociedad en valores y pacífica.

Ojalá y me escuchen, y cambien ese estilo de describir los juegos de baloncesto en República Dominicana.

Ojo, hay narradores excelentes.

A ellos, va todo mi respeto.

PUBLICIDAD
Botón volver arriba