Tiroteo masivo en Harlem

PUBLICIDAD

POR ADRIANO ESPAILLAT.- Mi corazón está con la familia y los seres queridos de Darius Lee ―un excelente caballero, estudiante universitario y estrella en ascenso como jugador de baloncesto de la Universidad Bautista de Houston, que fue asesinado en su comunidad natal de Harlem anoche debido a la violencia con armas de fuego insensata.

Darius era amado por su familia, amigos, comunidad y compañeros de equipo y demando que se haga justicia por su muerte ocurrida a destiempo.

Mis pensamientos también están con las víctimas de la balacera que sufrieron lesiones como resultado del tiroteo masivo que sacudió a nuestra comunidad anoche en horas de la madrugada. La violencia con armas de fuego es una crisis nacional de salud pública, e insto a mis colegas del Senado a actuar rápidamente en promulgar piezas legislativas que ayudarán a prevenir futuros tiroteos masivos.

Esta tarde hablé con el fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, y con la jefa adjunta de policía del norte de Manhattan del Departamento de Policía de Nueva York, Olufunmilola ‘Lola’ Obe ―y ambos me aseguraron que hay una investigación en curso y que están trabajando para detener a los gatilleros. Líderes comunitarios emitirán una respuesta comunitaria pronto.

Insto encarecidamente a cualquier persona que pudo haber presenciado el tiroteo masivo a que se presente y ayude a llevar a los sospechosos responsables ante la justicia. Cualquier persona que tenga información sobre el tiroteo masivo puede llamar a Crime Stoppers al 800-577-TIPS (para español, marque 888-57- PISTA). También puede enviar información en línea en crimestoppers.nypdonline.org, o por Twitter @NYPDTips. Todas las llamadas y mensajes se mantienen bajo confidencialidad. La comunidad de Harlem y la nación lamentan esta grave pérdida.

PUBLICIDAD
Mostrar más
Botón volver arriba