Cibao

Tragedia por fuga en envasadora deja duelo en familias de Licey

Santiago. Los únicos sobrevivientes de la tragedia por la fuga en la envasadora Coopegas han tenido que ser sometidos a cuatro cirugías debido a los daños permanentes ocasionados por las quemaduras.

El siniestro ha dejado 11 víctimas mortales, pero también los cuestionamientos de toda una comunidad y de las autoridades municipales que venían desde hace tres años demandando su cierre, y del que ahora el Ministerio de Medio Ambiental reconoce que carecía hasta de permiso ambiental.

Los pocos parientes con que cuentan los afectados han visto cómo a los menores se les han practicado dos cirugías por semana en la Unidad de Quemados del hospital pediátrico Arturo Grullón.

La más pequeña, de un año y nueve meses, no puede contar en este doloroso momento con su madre Julissa Ortiz, quien falleció en un centro privado en los primeros días de ocurrir el siniestro el día tres de octubre.

El otro sobreviviente se trata de un adolecente de 14 años, residente en la comunidad El Callejón Los Acevedo, en Limonal Arriba, de Licey al Medio, resultó afectado cuando salió de su residencia para vestirse de héroe e intentar auxiliar a sus vecinos, dando la voz de alerta. La explosión lo alcanzó quemando el 25% de su cuerpo.

Carencia permiso Ambiental

El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Orlando Jorge Mera, confirmó que la envasadora Cooperativa de Servicios Múltiples la Económica (Coopegas) no contaba con permiso ambiental para operar en esa localidad.

Jorge Mera cuestiona que se instalen estaciones de combustibles sin cumplir con esos requisitos y recordó que esos establecimientos deben pasar por una fase de supervisión del Ministerio Medio Ambiente.

En la mañana del miércoles el fiscal titular del distrito judicial de Santiago, José Francisco Núñez, sostuvo un encuentro con los directivos y abogados de Coopegas. No trascendió si trataba del proceso investigativo asumido por el ministerio público.

En tanto, que los parientes de los once fallecidos, seis de una misma familia y cuatro de otra lloran a las víctimas, pero con la fortaleza de continuar reclamando que se haga justicia por los caídos. En sus hogares permanecen los recuerdos, con las fotos o los juguetes de los más pequeños.

Autoridades se suman a las investigaciones

A pesar de la tragedia, todavía no hay sometimiento formal contra la envasadora, aunque la Procuraduría General de la República designó al fiscal Miguel Ramos para abrir las pesquisas y que una comisión de la Cámara de Diputados contempla a las 10:00 a. m. de mañana viernes hacer un descenso en la zona. Para este jueves se espera el fallo del juez Henry Domínguez, presidente de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del distrito judicial de Santiago sobre el Recurso de Amparo interpuesto por Coopegas ante el pedido de cierre solicitado por la alcaldía de Licey al Medio. El magistrado Domínguez se ha visto tan expuesto que, advierte su vida y la de su familia corre peligro.

MIGUEL PONCE

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba