MI ESPACIO

El Nuevo gobierno y la provincia Duarte

Por Marcos Santos. – La instalación de un nuevo gobierno, sin dudas trae esperanzas a una inmensa mayoría de la población, como es el caso del pueblo dominicano con el inicio de la administración encabezada por el licenciado Luis Abinader.

La mayoría, con sobradas razones, esperan que se adopten medidas contundentes para enfrentar y resolver de una buena vez, los grandes problemas que aquejan a los dominicanos.

La corrupción, la impunidad, los apagones, la seguridad ciudadana, la educación, la salud, la producción agropecuaria, son parte de los renglones que el nuevo gobierno debe poner énfasis para eliminar las trabas que impiden el tan anhelado desarrollo que se pretende alcanzar.

En la provincia Duarte y su municipio cabecero, San Francisco de Macorís, las necesidades están a la vista de todos los que nos han gobernado y los que desde el pasado 16 de agosto inician una nueva gestión gubernamental.

Las anteriores autoridades a lo largo de 16 años ininterrumpidos de ejercicio del Poder, no fueron capaces de atender los reclamos de todo un pueblo para satisfacer sus demandas.

Aunque iniciaron algunas como es el caso de la construcción de un hospital de especialidades y la avenida de circunvalación, las demás obras reclamadas por empresarios, comerciantes, dirigentes populares, medios de comunicación, entre otros, hicieron caso omiso a esos reclamos, mostrando una insensibilidad para con su pueblo digna de analizar.

El nuevo gobierno encabezado por Luis Abinader, debe poner especial atención a la provincia Duarte, y nuestras nuevas autoridades, empezando por el senador Franklin Romero, gestionar la materialización de dichas demandas.

No hay excusas para tales ejecutorias.

Ojalá y que los dirigentes locales y provinciales del Partido Revolucionario Moderno, PRM, no cometan los mismos errores y las mismas o similares indelicadezas de los ex funcionarios y dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana, PLD, quienes solo se preocuparon básicamente en conseguir prebendas para ellos y sus grupúsculos, a través de hacer negocios con el Estado y gestionar botellas para sus familiares y canchanchanes.

Las nuevas autoridades del PRM deben actuar de acuerdo a las circunstancias y al momento histórico que vive la República Dominicana.

No hay ni habrá cabida para los desafueros.

Solo habrá cabida para el esfuerzo en aras de conseguir el progreso y desarrollo sostenido de nuestro pueblo y eso se consigue trabajando con honestidad y transparencia.

El autor es conductor del programa “Con Marcos Santos por Agenda 56 TV, de lunes a viernes de 8 a 9 de la noche, y director de CALLE56.COM y MUJERESRD.COM

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba