Internacionales

Escuelas de Miami-Dade sufren ciberataque en regreso virtual a clases

El distrito escolar de Miami-Dade, el cuarto más grande de EE.UU., sufrió una combinación de ciberataque y fallas de software en su vuelta al colegio virtual, anunció este martes el superintendente Alberto Carvalho tras una lluvia de críticas de padres y maestros que no pudieron utilizar la web.

Carvalho informó hoy que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) fue citado a una reunión junto con el proveedor de internet del distrito floridano, la empresa Comcast, para investigar el hecho.

«Ayer dije que estaba frustrado y decepcionado, hoy digo que estoy frustrado y enojado», expuso Carvalho, quien dijo desconocer el autor del ciberataque que arruinó este lunes el regreso escolar.

En el condado, con 392 escuelas, 345,000 estudiantes y alrededor de 40,000 empleados, la apertura se vio marcada por problemas técnicos.

Carvalho indicó el lunes que el problema estaba entre el centro de datos y el proveedor y no en la plataforma My School Online K-12, creada para el regreso virtual a las aulas.

En el segundo días de clases el problema continuó y algunos profesores optaron por impartir sus clases a través de Zoom.

Carvalho sostuvo que el distrito sufrió el lunes el ataque cibernético y que a ello se sumó una falla de software que bloqueó el acceso a los servidores de Miami-Dade, provocando que múltiples funciones del distrito escolar en colapsaran.

Al inicio de la jornada más de 160,000 estudiantes y más de 10,000 maestros se registraron en el sistema K12, pero el problema fundamental, según pudo comprobar Efe, no estaba en acceder a la plataforma, sino en poder utilizarla.

Carvalho, partidario de comenzar clases online hasta que bajen los números de casos, ha señalado que los estudiantes de Miami-Dade podrían regresar a las aulas «a mediados de septiembre a más tardar».

Entre tanto, un juez analiza la demanda de un sindicato de maestros contra el gobernador estatal, Ron DeSantis, que ordenó las clases presenciales a partir de agosto, exceptuando Miami-Dade, Broward y Palm Beach, que son el foco de la pandemia.

La demanda fue presentada por la Asociación de Educación de Florida (FEA) para bloquear la orden ejecutiva y sigue su trámite en un tribunal del norte de Florida.

DeSantis es partidario del aprendizaje en persona durante la pandemia, mientras que la FEA, con más 145,000 miembros, teme por la salud de profesores, estudiantes y sus familias.

Este martes, la cuenta total desde el pasado 1 de marzo, cuando se informó del primer caso de COVID-19, llegó a 631,040 contagios y 11,521 muertos (190 más), entre ellos 147 de personas que no eran residentes permanentes del estado.

Miami-Dade contabiliza 159,059 casos y 2,537 fallecimientos por la enfermedad a día de hoy.

EFE

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba