FARANDULA

La pandemia empuja a los artistas a buscar el dinero por otro lado

SANTO DOMINGO.- Después de casi cinco meses de confinamiento las actividades artísticas en República Dominicana continúan mitigadas y muchos de sus protagonistas han visto callar sus voces, apagar las luces del escenario y silenciar los vítores y aplausos. Y sus economías sufren las consecuencias.

Los manejadores del negocio de la diversión han intentado sacar la cabeza, pero ante al llamado a otro toque de queda por gobierno, por 25 días más, la reapertura de los escenarios no será posible.

Mientras “en lo que el hacha va y viene” algunas figuras del espectáculo han decidido buscarle una salida a la crisis, que ha generado la pandemia del coronavirus Covid-19, con la realización de otros oficios como la venta de alimentos u otros artículos de uso personal.

Cedeño y “supermarket”

La semana pasada el empresario artístico, radicado en Estados Unidos, Vidal Cedeño le hacía un llamado a la clase artística dominicana, invitándole a reinventarse y continuar con el camino de la producción.

Vidal, quien ha sido un gestor cultural en esa gran nación y ante la caída de los espectáculos, ha abierto en Brooklyn, Nueva York, un “supermarket”, ya que hace más de cuatro meses que su negocio en el área del entretenimiento no produce un centavo.

“Vamos a meter mano! Por el momento debemos emprender nuevas formas de sostener nuestra salud física, mental y espiritual, independientemente de cómo este´ nuestra economía. Tengo mi supermarket en Brooklyn, Nueva York, donde hago de todo con orgullo y decisión, desde tirar cajas hasta barrer la acera por la mañana, y me asocie´ con una distribuidora de productos y bebidas que nos encargamos de suplir las bodegas y los supermarket de Brooklyn, Queens y Long Island. Nos adaptamos o nos jodemos”, comentó Cedeño.

Mientras que aquí en el país, el presidente de la empresa Quepe Tours, Fernando Quezada lleva varias semanas ofreciendo comida española a domicilio. La paella valenciana y la fabada son su especialidad. “By Fernando Quezada”, así ha denominado este nuevo emprendimiento el creador del Latin Music Tour.

“Esho Amore’s taste”

El humorista Juan Carlos Pichardo supo cómo sacarle provecho al talento que tiene para la cocina. Y creó el proyecto “Esho Amorés, Taste”, una marca de venta de comida a domicilio que ha tenido un gran éxito en su público y allegados.

A través de su cuenta de Instagram @eatbyjcpichardo los clientes puede enterarse de un menú semanal.

“Es comida criolla e internacional, saludable, con productos frescos para poder llevar esa calidad de la comida que ofrecemos”, contó Pichardo al conversar con LISTÍN DIARIO.

El negocio es una sociedad con su esposa Carmen por eso el nombre “Esho Amore´s taste”.

Pichardo reveló que el negocio surgió fruto de la vida sedentaria que llevaba en medio de la cuarentena, buscando ingresos y, la vez, crear un hábito de trabajo.

“Me levanto a las 5:00 de la mañana a prender los fogones y ya antes del mediodía hemos despachado los pedidos”, recuerda el también actor, ya que a las 12:pm realiza su programa “El gusto de las 12” (Studio 88.5).

Frank Ceara

El cantautor Frank Ceara ha usado parte de su tiempo libre para la creación de una variedad de dip o salsas para consumir con alimentos sólidos, la que comercializa a través de su marca “Dip to go”, también a través de su cuenta de Instagram @diptogo.

Ceara, quien es amante del arte culinario y famoso entre sus amigos por su buena comida, aprovechó el tiempo libre de cuarentena para la elaboración de las famosas salsas y venderla entre sus amigos.

“Yo he seguido trabajando de manera particular en otros proyectos de las composiciones. A mí me hace muy feliz cocinar. Siempre lo hecho para mis amigos y como estamos en un confinamiento por responsabilidad, he sido feliz elaborando platos en mi cocina”, dijo Ceara, que hace 15 años intentó abrir un restaurant, pero esa vez desistió de la idea.

LA VENTA

Juancito Rodríguez.

Este 2020 Juancito tenía varios proyectos teatrales que se desvanecieron con la llegada del coronavirus. Aunque económicamente se define como una persona organizada, su economía se ha visto drenada, por lo que decidió dedicarse a vender productos orgánicos “Anamuya”, que incluye cafémolido, crema de cacao para la piel y chocolate. Productos que también pretende vender por Amazon.

En negocios.

Antes de la crisis Diomary La Mala, Oscar Carrasquillo y Yubelkis Peralta, desde hace tiempo, trabajan en sus propios negocios y han exhibido su potencial en el área comercial. La Mala y Carrasquillo poseen restaurante bar.

YNMACULADA CRUZ HIERRO

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba