Olmedo Caba y la cañada grande de SFM

PUBLICIDAD

POR MARCOS SANTOS. – Estoy plenamente convencido de que el ingeniero Olmedo Caba Romano, le va a pasar un “paño con pasta” al encache y saneamiento de la cañada grande de la ciudad de San Francisco de Macorís.

El grado de contaminación que afecta a miles de familias, es un problema muy serio y super costoso de resolver.

Cuando algún medio de comunicación tiene la dicha de preguntarle al actual director ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, INDRHI, sobre el tema de la cañada, sus respuestas no son convincentes, se limita a decir que se están haciendo estudios y hasta ahí llega.

Olmedo, no se ha atrevido a hablar de la inversión económica que conlleva intervenir esa obra completa.

Y eso es preocupante.

No hay datos concretos.

Hasta ahora, y ojalá me equivoque, no hay un solo indicio favorable que nos convenza de que el problema de la cañada grande será resuelto en la presente gestión de gobierno del presidente Luis Abinader que ha de culminar el 16 de agosto del 2024.

El citado funcionario y ex diputado por la provincia Duarte, debe realizar un ejercicio de honestidad y transparencia con su pueblo y con sus conciudadanos.

La cañada grande es una vergüenza para San Francisco de Macorís.

Igual el mercado municipal, pero ese es otro tema.

Cuando designaron a Olmedo Caba Romano en el INDRHI, la mayoría de sectores de la sociedad francomacorisana, vieron la gran oportunidad de intervenir a la mayor brevedad posible esa problemática.

Todavía estamos esperando esa intervención, y todavía tenemos las esperanzas de que ese caso será resuelto.

Olmedo lo prometió y debemos creer en su palabra.

Quien suscribe ha intentado comunicarse vía telefónica con Olmedo, pero mis esfuerzos han resultado en vano.

Tengo la esperanza de poder entrevistarlo para nuestros medios y así edificar a la opinión pública sobre ese y otros temas de interés para nuestro pueblo y el país.

Ese es nuestro deseo como comunicador.

Ahora bien, es posible que no le interesa darnos una entrevista y está en su pleno derecho.

No crea la opinión pública que estamos rogando para que se nos haga caso.

Lo que sucede que el único funcionario público que puede despejar las dudas sobre el tema de la cañada grande, es sencillamente Olmedo Caba Romano.

Para lograr esa entrevista tengo 986 días, y eso es mucho tiempo.

¡Buena suerte!

PUBLICIDAD
Botón volver arriba