Vladimir Guerrero: “Yo lo hice grande, Marileidy lo hizo más grande”

PUBLICIDAD

DON GREGORIO. Justo a las 8:30 pm la velocista Marileidy Paulino subió a la tarima acompañada de su madre Anatalia Paulino y el exjugador de Grandes Ligas e inmortal de Cooperstown, Vladímir Guerrero.

En la actividad a la medallista de plata se le anunció un regalo de 100 mil pesos a nombre del Aeropuerto Internacional de Bávaro.

Dijo que se siente agradecida de su pueblo y del regalo, mientras una lluvia de fuegos artificiales se exhibía en el área del solar o plaza de la Mata de Almendra, como se conoce este parque de Don Gregorio.

Vladímir dijo que se siente orgulloso de Don Gregorio y que ya no es solo uno, sino dos, refiriéndose a Paulino.

“Yo lo hice grande, pero ella lo hizo más grande”, dijo Guerrero.

En la actividad también tomó parte el alcalde de Don Gregorio, Eleazar Guerrero, hermano de Vladimir.

El alcalde pidió primero un aplauso a Dios y luego a la atleta.

Sugirió a la atleta que se mantenga así con su humildad. Dijo que esta vez fueron dos de plata y mañana pueden ser dos de oro.

Luego procedió a entregarle una placa de reconocimiento en la que señala como hija distinguida a la doble medallista de plata de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“De donde somos, de Don Gregorio, no de Nizao”, refiere el coro encabezado por el exjugador de Grandes Ligas.

El municipio de Santana, contiguo a Don Gregorio, también la declaró hija meritoria.

Simpatizantes de la atleta vinieron desde Santana a Don Gregorio a acompañar a la velocista.

Paulino, creyente confesa en Dios, reside a unos 10 minutos del parque en que se realiza la celebración y ceremonia de bienvenida.

CARLOS SANCHEZ G.

PUBLICIDAD
Mostrar más
Botón volver arriba