Nacionales

Obreros de la construcción quedan fuera ayuda Gobierno

SANTO DOMINGO.- A pesar de que el Pro­grama de Asistencia al Empleado (FASE) se en­cuentra en su segun­da etapa, miles de obre­ros de la construcción se encuentran hoy con un complejo dilema que im­pide al empleador, y al propio trabajador, sobre todo al extranjero regu­larizado y cotizante en la Tesorería de la Seguridad Social (TSS), poder reci­bir asistencia del Gobier­no.

Esa situación, está ge­nerando inquietud de cientos de empresas que desde hace varios días afecta al sector de la cons­trucción, que teme pueda degenerar en estallido so­cial, en vista que muchos extranjeros, en su mayo­ría nacionales haitianos que trabajan el día a día no re­ciben ayuda mediante el FASE y están a la espera de una salida al problema.

El pasado lunes más de 100 obreros de nacionali­dad haitiana se presenta­ron ante una constructora a reclamar ayuda, debido a que la industria se encuen­tra paralizada cumpliendo al período de confinamien­to y toque de queda estable­cido por las autoridades y ellos no tienen recursos pa­ra su sostenimiento y el de sus familias.

Igual situación atravesó otra gran constructora ayer, cuando a primeras horas en su puerta de entrada ha­bía 60 obreros reclamando una solución a la situación de parálisis que enfrenta el sector y la ayuda correspon­diente.

La demanda la han he­cho de manera conjunta la Asociación de Construc­tores y Promotores de Vi­viendas (Acoprovi); y la Cámara Dominicana de la Construcción (Cadocon), entidades que están a la espera de la discusión del protocolo remitido a las autoridades previo a la re­apertura gradual de la acti­vidad que en 2019 priorizó el aporte al producto inter­no bruto (PIB) de 10.5% y aporta 380,000 trabajado­res a la economía del país. Susi Gatón, presidente de la Acoprovi, confirmó la si­tuación que según dijo se la han hecho saber a la Co­misión de Alto Nivel, y que tampoco se logró la dispen­sa que se había pedido a la TSS en 2019, para los tra­bajadores del sector, tal co­mo la tiene agricultura que tiene trabajadores móviles que laboran cinco, diez y quince día, pero se quiso in­cluirlos con el salario míni­mo de RD$10,500 por mes, cuando esta gente puede cobrar si es por la casa de RD$16,000 a RD$17,000, equivalentes a RD$600 por día o más.

Tampoco se aceptó en la dispensa incluir a los que trabajan por “ajuste”, los que si ganan RD$2,000 no es justo que coticen por los RD$10,500 del salario mí­nimo y resulta ademáses un costo para las empresas.

DEBATE
En la  UNPHU

Al tratar el tema “Im­pacto y consecuencias del COVID-19 en la in­dustria de la Construc­ción” participaron Jor­ge Montalo, de la Aco­provi; Michale El Hage, de la Cadocon; Osvaldo Oller, y Guillermo Al­ba, con la moderación de Ramsés González. Montalvo, de la Aco­provi destacó que los obreros están paraliza­dos, a sabiendas de que estos viven el día a día y han tenido muchas di­ficultades para acceder a los programas del Es­tado.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar