Los funcionarios públicos en la provincia Duarte

PUBLICIDAD

POR MARCOS SANTOS. – A las instituciones públicas se va a servir a los demás, y es que, para desempeñar una función pública, se debe tener vocación de servicio y sentir amor por su país, por su gente, y junto a las capacidades que debe tener un servidor público, el éxito le puede acompañar en el ejercicio de sus funciones.

A más de un año de la instalación del presente gobierno, son muy pocos los funcionarios públicos que pueden exhibir una buena gestión en la provincia Duarte.

Solo la gobernadora Ana Xiomara Cortes, encabeza una gestión cercana a la gente, accesible a los medios, y totalmente transparente y sincera.

La gobernadora es tan sincera y honesta, que cuando estaba enferma aquejada de una fuerte neumonía, dio a conocer a la opinión pública su estado de salud.

Los actuales funcionarios públicos de la provincia Duarte, no sintonizan con la gente y tampoco lo hacen con una gran parte de los medios de comunicación de la ciudad del Jaya.

En lo que respecta a quien suscribe, y a otros colegas de los medios, en lo que va del presente gobierno, no hemos recibido una sola nota de prensa de las ejecutorias de la casi totalidad de las instituciones públicas con asiento en San Francisco de Macorís.

En más de un año de gestión, las direcciones de Agricultura, Salud Pública, Obras Públicas, Edenorte, Intrant, Medio Ambiente, Cultura, Industria y Comercio, de la Mujer, Inespre, entre otras, han obviado a los medios de comunicación, mostrando una conducta contraria a los lineamientos del cualquier Estado, donde la comunicación pública juega un papel fundamental.

Para esas instituciones, la prensa francomacorisana no existe.

Y si no existe la prensa para ellos, y es porque, o no están haciendo nada positivo, o hacen muy poco.

Una cosa es, que un funcionario ofrezca declaraciones a varios medios, y otra muy distinta, es que desde la institución se emitan documentos de prensa con informaciones oficiales, dirigidas a todos los medios, sin ningún tipo de exclusiones.

Ojalá, y después de algunas reprimendas o “boches” que dio la vicepresidente Raquel Peña a los funcionarios de la provincia Duarte, quizás estos cambien, y si no cambian, que los cambien por otros, que acaten las políticas del gobierno que encabeza Luis Abinader.

PUBLICIDAD
Botón volver arriba